6/11/1777

El virrey del Río de la Plata, PEDRO DE CEVALLOS por sí y a petición del Cabildo, declaró libre el comercio del Río de la Plata con la península y las demás colonias, abriendo sus puertos a las naves mercantes españolas, y permitiendo asimismo la franca introducción de mercaderías ultramarinas a Chile y al Perú.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.