04/06/1880

EL PRESIDENTE AVELLANEDA ABANDONA LA CIUDAD. Ante la violencia que se avecinaba y el temor de verse rebalsado por los disturbios, dados los aprestos y exposición de fuerzas que hacía el gobernador de Buenos Aires CARLOS TEJEDOR en su intento revolucionario, el Presidente de la Nación, NICOLÁS AVELLANEDA, traslada la sede de su gobierno al Partido de Belgrano, que en aquella época, no pertenecía a la ciudad (ver La revolución de Carlos Tejedor).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.