09/08/1883

SE INICIA LA DEMOLICIÓN DE LA RECOVA VIEJA. Luego de que el intendente de la ciudad de Buenos Aires, MARCELO TORCUATO DE ALVEAR ordenara demoler la Recova vieja que cruzaba la Plaza de Mayo, dividiéndola en dos, se inician los trabajos, comenzando por tirar abajo el Arco Central, tarea que demando 8 días, pues la mampostería se resiste y se acumulan los escombros. En medio de una ola de críticas se retiran los paraísos y las palmeras. No hace falta ser un experto para darse cuenta que esto era necesario, más allá de las razones sentimentales que justificaran el rechazo de esta medida.  Con mirar para arriba se notaban  los alcances de la  crisis que las afecta. Prácticamente son unos cabos de tronco negro y blando carcomidos por la muerte interior .Antes de que se caigan solas, el intendente manda retirarlas .Las palmeras se han ido  tal vez  para siempre. Nuevamente críticas. Hay quien todavía añora los paraísos  de antaño.    La solución son los plátanos que  con raíces vigorosas cierran la cicatriz del  espectro de la Recova Vieja. El resto del edificio comenzó a demolerse el 8 de mayo de 1884, luego de haber terminado el juicio de expropiación que hubo que realizar para desalojar a los usuarios del lugar. El 14 del mismo mes se terminó la demolición y por varios días más debieron continuarse con las tareas de remoción de escombros y empedrado de las áreas recuperadas (ver «La Recova http://elarcondelahistoria.com/la-recova-781803/» ).

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.