13/8/1850

El general JOSÉ DE SAN MARTÍN, que en 1849 había sido operado de las cataratas, conjurando a tiempo la ceguera que se le había diagnosticado, fue atacado por el cólera lo que agravó su gastritis crónica. Para reponerse de estos males pasó el mes de julio de 1850 en Enghien, regresando a Boulogne-Sur-Mer en los primeros días de agosto. El 6 de ese mes salió en carruaje, pero al regreso era tal su postración, que no pudo descender con sus propias fuerzas y debió ser tomado en brazos por sus asistentes y trasladado a sus habitaciones. En la noche del 13 se sintió atacado por fuertes y agudos dolores al estómago y tomó una dosis de opio mayor que la que solía tomar en tales trances.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.