12/2/1889

FLORENTINO AMEGHINO, comisionado por la provincia de Buenos Aires para efectuar un viaje de exploración en la Patagonia, descubrió sobre ‘las márgenes del río Senguer, afluente principal del río Chubut, un yacimiento de fósiles de la época secundaria y entre éstos, el esqueleto de un reptil gigantesco, perteneciente a la antigua y extinguida familia de los dinosaurios. Este animal se encontraba casi intacto, enteramente silicificado y, según su descubridor, debía tener de 45 a 60 metros de largo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.