11/12/1828

MANUEL DORREGO, en fuga desde Navarro, con JUAN MANUEL DE ROSAS, donde habían sido derrotados por LAVALLE, se encontraron en el camino con el Regimiento de Húsares que mandaba el teniente coronel BERNARDINO ESCRIBANO. El coronel Dorrego se dirigió a él como a un amigo y sostenedor de su autoridad. Rosas, menos confiado, siguió viaje a Santa Fe. El teniente coronel Escribano, que ya sabía el resultado del combate de Navarro, tomó preso al coronel Dorrego, quien, al ser atado de manos, mirando estupefacto a su apresor le dijo: “Compadre, ¿ se ha vuelto usted loco? No esperaba de usted semejante acción.” El comandante Escribano, sin contestar, se apresuró a enviar al prisionero, escoltado por el coronel MARIANO ACHA, al campamento del jefe revolucionario, general Juan Galo de Lavalle.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.