07/09/1930

Mucha gente celebra el golpe militar, y muy poca lo repudia. La popularidad del yrigoyenismo declinaba aceleradamente: acababa de perder rotundamente las elecciones en la Capital y se notaban signos de inquietud, que fueron estimulados por la prensa. El día del golpe, el apoyo pareció casi unánime y mucha gente se volcó a las calles para celebrar el acontecimiento, saludando efusivamente a las tropas (Información extractada de lo publicado por la prensa escrita de la época contemporánea con este hecho).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.