07/12/1920

La delegación argentina se retiró de la Sociedad de las Naciones que sesionaba en Ginebra, debido a la negativa de las naciones vencedoras de la guerra a aceptar la posición argentina de que todos los estados soberanos formaran parte de la Sociedad sin excepciones de carácter discriminatorio. La delegación argentina argumentaba su postura universalista en el principio de que «la victoria no da derechos”. Más tarde, ya en 1932 el presidente de facto, JOSÉ FÉLIX URIBURU solicitará el reingreso a ese foro (ver “Argentina y la Sociedad de las Naciones” en Crónicas).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.