TRATADO DE PERMUTA O DE MADRID (13/01/1750)

El 13 de enero de 1750 en la capital española, Madrid,  los reyes de España y Portugal firman el Tratado de Permuta (también llamado “Tratado de Madrid), según el cual, dejando de lado lo establecido por el Tratado de Tordesillas firmado el 7 de junio de 1494, se fijan nuevos límites a sus posesiones en América.

La división de las colonias que pertenecían  a España y a Portugal en América del Sur, desde la firma del “Tratado de Tordesillas” (07 de junio de 1494),·generó polémicas que acabaron en altercados y disturbios durante gran parte de la época colonial. El Tratado de Tordesillas, oficialmente demarcador de las fronteras entre España y Portugal, nunca consiguió ser totalmente respetada, por lo que fue necesario reemplazarlo por un nuevo Tratado.

Por medio de este Tratado se acordó que a cambio de recibir en devolución la Colonia de Sacramento y el territorio del Uruguay, España cedía a Portugal los territorios de Río Grande y Santa Catalina y una enorme extensión limitada por la línea del Ecuador al Norte, los ríos Caquetá, Madeira y Guaporé al Oeste, el Paraguay al Sudoeste, aproximadamente el norte de la actual República del Uruguay al Sur y la línea de Tordesillas por el Este, con una extensión superior a la mitad del actual territorio brasileño. La cesión de Río Grande y Santa Catalina significaba el traslado de muchos pueblos de indios pertenecientes a las misiones jesuíticas, que debían pasar a la margen derecha del río Uruguay. Esto originó la llamada “Guerra guaranítica”.

Pero Portugal no cumple con lo acordado y finalmente el Tratado fue suspendido en 1759, sin que por ello, pueda evitarse que como consecuencia de este Tratado, se vea destruída la labor de los jesuitas en América. Al fallecer el rey Fernando VI, signatario del Tratado, el nuevo monarca Carlos III, ordenó anularlo definitivamente en 1761, restableciendo, de acuerdo con el rey de Portugal, la situación existente antes de 1750 (ver “Los jesuitas” en Temas Puntuales).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.