LA CASA DE DARDO ROCHA

DARDO ROCHA vivió en un antiguo caserón ubicado en la calle Lavalle Nº 835 de la ciudad de Buenos Aires. A 38 años de su muerte, producida el de 1821, el octubre de 1959 se dio a publicidad que, a consideración del Congreso de la Nación, se encontraba un proyecto de ley presentado por el presidente de la Cámara de Diputados, profesor FEDERICO FERNÁNDEZ DE MONJARDÍN, por el cual se declaraba “Monumento Nacional la casa en que nació, vivió y murió el doctor DARDO ROCHA.

La finca es hoy propiedad de los descendientes del doctor Rocha y conserva el aspecto que tenía en 1885, cuando se la obsequiaron sus amigos. Esta situada en el centro mismo de la ciudad y es una antigua mansión de estilo itálico. Está precedida por una típica verja y coronada por molduras y alegorías. El solar perteneció a la familia de Rocha desde el siglo XVIII y un pequeño óleo ha conservado la estampa simple de la primitiva finca que se levantaba en la llamada calle del Parque.

El fondo de la propiedad se extiende hasta más allá de los 70 metros y consta de dos plantas y patios interiores. En la planta baja el doctor ROCHA recibía a sus relaciones  del ámbito de la política y en la alta,  sus relaciones mundanas y sociales. En el amplio vestíbulo, bargueños y pinturas italianas, muebles y adornos adelantan el gusto del coleccionista amante de lo bello y un busto de JUAN JOSÉ ROCHA y otro de ADOLFO ALSINA dicen de las aficiones y admiración por sus sus familiares. A la biblioteca y al archivo, a las porcelanas, cerámicas y tapices, hay que agregar la importante pinacoteca, en la que se cuentan cuadros como el retrato del marino ANTONIO DE ULLOA, “El combate entre calvinistas y católicos”, atribuido a Van Hoeeke, y “La batalla de Bailén”, por López Picolo, en la que se entrevé a SAN MARTÍN sobre un caballo tordillo. Consérvanse, asimismo, piezas valiosas que pertenecieron a colecciones de ilustres figuras del pasado histórico nacional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.