CUERPO DE VIGILANTES (18/09/1872)

A iniciativa del Jefe de Policía ENRIQUE  O’GORMAN, se creó el Cuerpo de Vigilantes”, el 18 de setiembre de 1872. Con él, desaparecieron los inconexos servicios prestados por los “Vigilantes Día” y los “Serenos”, que diariamente alternaban su presencia en las calles. La ciudad tuvo desde entonces y hasta hoy, una fuerza policial unificada con comando único, que cubre ininterrumpidamente las veinticuatro horas del día, manteniendo orden y velando per la seguridad pública.

Los efectivos de este “Cuerpo de Vigilantes”, fueron distribuidos inicialmente en veinte Comisarías, que se integraron con un Oficial Superior, cuatro Capitanes, cuatro Tenientes, dos Subtenientes y mil setecientos Sargentos, Cabos y Vigilantes de infantería y caballería, con organización militar en batallones.

Aparecieron así en las calles los primeros “Agentes de Policía” y  “Oficiales de Policía” cuyo uniforme azul oscuro, desde entonces tradicional,  respondía al corte militar de la época. Chaquetilla cerrada, corta y ceñida, con ocho botones dorados y bocamangas con siete botones chicos, pantalón a la francesa, cuello blanco de plancha, botines enterizos de cuero negro y quepis con plato azul-gendarme —color también conservado—, barbijo de cuero negro, escarapela nacional de mostacilla y letra “P” (Policía) bordada en gusanillo de oro y completando este atuendo, un sable de dos tiros, con vaina niquelada y dos tiros, prendidos a un cinturón de cuero negro con hebilla de bronce con el Escudo Nacional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.