BIENES DE DIFUNTOS

Los llamados Bienes de Difuntos eran leyes españolas que regulaban cada fase del destino de las posesiones patrimoniales pertenecientes a los españoles que habiéndose radicado en la América colonial, fallecían en el ejercicio de sus funciones. Funcionarios de alta jerarquía, generalmente oidores o jueces, era designados en estos cargos,  para asegurar que los productos de esos patrimonios, llegaran a los herederos del fallecido en forma apropiada. En la Argentina, la importancia de esto quedó demostrada en la inmediata delegación de tal responsabilidad, cuando JUAN DE GARAY fundó Santa Fe y en las Actas Capitulares de los Cabildos de otros pueblos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.