CUERPO DE VIGILANTES DE DIA (03/06/1834)

La expresión “vigilante”, antigua denominación del actual “agente de policía” fue utilizada junto a la de “celador” en 1811, al proponerse ante el Cabildo de Buenos Aires, la creación de una compañía de caballería de “Vigilantes Zeladores de la Patria” (sic), aunque sin éxito.

El cuerpo de “Vigilantes de Día de la Ciudad”, fue creado por el jefe de Policía, General LUCIO V. MANSILLA, el 3 de junio de 1834, y en él, se refundieron todos los efectivos entonces existentes, salvo los “Alcaldes de Barrio”, que siguieron existiendo. El nuevo organismo policial entró en servicio, simultáneamente con los “Serenos” o “Vigilantes de noche”, también creados por MANSILLA. Unos y otros alternaban diariamente sus funciones, con lo que la vigilancia urbana se hizo más eficaz.

Estaban uniformados con casaca azul de cuello, bocamangas y vivos rojos, pantalón blanco recto y gorro de manga azul con borla roja y vivos. Al costado izquierdo, pendiente de ancha bandolera de cuero blanco, llevaban un machete corvo con el que fueron armados, contando además, con una “varita o junquillo” que según la resolución de su creación, debían llevar para ser reconocidos por el público

Los “Vigilantes de Día” subsistieron junto a los “Serenos” hasta fines del año 1872, fecha en que entró en servicio el “Cuerpo de Vigilantes”, con el que se unificaron todos los servicios policiales en un comando único, situación que perdurará hasta nuestros días (ver Evolución de la Policía de Buenos Aires).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.