UNA TUCUMANA RECOMENDADA POR SU VALOR (12/08/1806)

Muchos episodios ocurrieron durante la jornada vivida en Buenos Aires el 12de agosto de 1806, que revelaron el valor’ y el patriotismo del pueblo alzado en armas contra el inva sor inglés. Algunos han sido recogidos por la crónica, otros se han perdido en el anonimato y muchos, como fueron vivencias  eminentemente populares, han sido felizmente asumidos por la tradición oral. Y es el caso que nos ocupa, una muestra de que algunos de estos hechos, no sólo han trascendido el ámbito coloquial de “fogones” y “saraos”, sino que han  merecido el reconocimiento público por las características- poco comunes que revistió. Hablamos de una acción protagonizada por Doña Manuela Pedraza, oriunda de Tucumán, esposa de un cabo de milicias de esa provincia, quien acompañando a su marido en la lucha que se libraba en las calles de Buenos Aires, durante la segunda de las invasiones inglesas, atacó a uno de los piquetes de ingleses  que se hallaban atrincherados en la Recova, sometiendo a un nutrido fuego a los defensores de la ciudad. Sin que pudieran detener su empuje, llegó a los fortificados, mató a uno de los soldados y tomando el fusil de su víctima, continuó con su avance, haciendo fuego sobre los sorprendidos soldados ingleses, que se vieron obligados a abandonar sus posiciones.

Luego de esa jornada, Liniers mencionó a Manuela Pedraza en su informe al Rey,  recomendándola para ser nombrada “subteniente de infantería, con derecho a uso de uniforme y sueldo  correspondiente a su grado”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.