UNA PROPUESTA PARA REFORZAR LA FRONTERA SUR (12/04/1779)

El teniente coronel FRANCISCO DE BETBEZÉ Y DUCÓS, encargado por el virrey JUAN JOSÉ DE VÉRTIZ Y SALCEDO de realizar el relevamiento de la Frontera Sur de la provincia de Buenos Aires y que luego hiciera las recomendaciones que estimare necesarias para mejorar este sistema de defensa contra los ataques de los indígenas, en la fecha regresó de su misión que había cumplido en compañía del comandante de fronteras JUAN JOSÉ SARDÉN, el comandante del Fuerte del Zanjón PEDRO ESCRIBANO y el baquiano NICOLÁS DE LA QUINTANA, e informó que: “Si se determinare (como lo creo útil y conveniente y aún necesario por ahora) subsistan las guardias de la frontera donde actualmente se hallan, o en inmediaciones que dejo insinuadas, gradúo indispensable construir un reducto junto a la laguna de los Ranchos entre el Zanjón o Vitel  y el Monte; regularizar la mayor parte de los fuertes que están en disposiciones despreciables y construir algunos en las inmediaciones indicadas de los que se hallan de mudar: de forma que los de Vitel, Monte, Luján, Salto y Rojas, sean guardias principales y residencias o cuarteles de cinco compañías indispensables de Blandengues, y el proyectado de los Ranchos con la de Lobos, Navarro y Areco, sirvan de fortines con una pequeña compañía para estrechar las venidas y facilitar la recorrida del campo (…)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.