ULTIMA EXPEDICIÓN DE LUIS PIEDRABUENA HACIA EL SUR ARGENTINO (18/12/1881)

 

El Presidente de la- Nación, general JULIO ARGENTINO ROCA, preocupado seriamente en hacer desaparecer del mapa de la República, tanto los desiertos como los puntos ignorados del país, mandó a todos sus rumbos expediciones militares y científicas. Unas a someter a los indígenas rebelados y otras a explorar los territorios conquistados para sujetarlos a la acción de la industria y del progreso humano y ambas para dejar testimonio de la soberanía argentina en aquellas regiones. Entre estas expediciones de carácter científico-militar, figura la que al mando del comandante Luis Piedrabuena, partió el 18 de diciembre de 1881 en dirección al polo Sur para hacer reconocimientos en las costas de la Patagonia y Tierra del Fuego, llevando a bordo del buque “Cabo de Hornos”, al teniente de la marina italiana GIÁCOMO BOVE, expresamente solicitado al rey de Italia para confiarle los aspectos científicos esta misión.

La llamada “Expedición Científica Austral Argentina”, el último viaje que realizaría Piedrabuena, se realizó a bordo de la corbeta “Cabo de Hornos” y el cúter “Patagones”, y durante ocho meses recorrieron las islas de los Estados, las costas de Tierra del Fuego, la Tierra de Graham, varias islas, el mar de Ross y el canal de Beagle, realizando invalorables observaciones, siendo de destacar aur durante el trayecto, Piedrabuena salvó la vida de 11 marineros que habían sobrevivido al naufragio del barco inglés “Pactolus” y los condujo hasta Punta Arenas. Los expedicionarios regresaron en el mes de agosto de 1882 en distintos buques por haberse separado para optimizar el resultado de sus excursiones. Primero lo hizo el Patagones y el 31 de ese mismo mes, ya estaba de regreso el “Cabo de Hornos”. Poco después el Instituto Geográfico condecoró a los jefes de la misma y éste será uno de los pocos reconocimientos que recibirá Piedrabuena en vida, pues falleció poco antes de cumplir los 50 años de edad. La expedición trajo una importante información, que luego resultó de gran valor para la formulación de los planes y proyectos que finalmente permitieron la integración definitiva de esos territorios a la soberanía nacional y su posterior desarrollo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.