TRATADO ARANA-MACKAU (29/10/1840)

También conocido como “Pacto Arana Mackau”, que pone fin a la primera intervención francesa en nuestro territorio. A bordo del buque parlamentario “Bolonnaise”, el Ministro de Gobierno de JUAN MANUEL DE ROSAS, doctor Felipe ARANA en representación del Gobierno de Buenos Aires y el barón de MACKAU (vicealmirante Ángel Armando de Mackau), representante del gobierno de Francia, firman el “Tratado Arana-Mackau” (ratificado poco después por ambas naciones) que pone fin a la primera intervención francesa en nuestro territorio.

Se levanta el bloqueo, se nos devuelve la Isla Martín García y se acuerda la neutralidad de ambos países, respecto de los asuntos internos del Uruguay. Además, por el artículo 1º de ese Tratado, se reconocían indemnizaciones a los súbditos franceses que habían experimentado pérdidas o sufrido perjuicios en la República Argentina, por la indebida aplicación de Leyes existentes en el país y cuyos montos serían decididos por una comisión conjunta. Por el artículo 3º, se admitía la interposición amistosa de Francia, a favor de los argentinos proscriptos desde el 1 de diciembre 1828 y a los exiliados se les permitiría el regreso a la Argentina, amnistiados, si accedían a no oponerse a Rosas —los generales no estaban incluidos en la amnistía, excepto el general JUAN LAVALLE, quien había sido apoyado y abastecido por los franceses y estaba ahora bajo su protección. Por el artículo 5º, se establecía entre ambos países la conclusión de un tratado de comercio y navegación y que los ciudadanos franceses en territorio argentino y los ciudadanos argentinos en territorio francés, serían considerados en su persona y propiedades, como lo eran los súbditos de las demás naciones, aún las más favorecidas. A pesar de que tanto Rosas como los franceses juzgaron el tratado como una victoria, el acuerdo falló un tanto en sus propósitos pues Lavalle se negó a aceptarlo, los unitarios lo denunciaron y las complicaciones de la Argentina con el Uruguay continuaron luego, a lo largo de otra década.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.