TRÁMITES PARA TRAER LOS RESTOS DEL GENERAL SAN MARTÍN (12/08/1864)

El 12 de agosto de 1864, por iniciativa de los Diputados nacionales ADOLFO ALSINA y MARTÍN RUIZ MORENO, el Congreso de la Nación sancionó una Ley referida a los gastos que demandaría el traslado A Buenos Aires, de los restos del general SAN MARTÍN y en ella se decía: “Autorizase al Poder Ejecutivo para hacer los gastos que demande la traslación a la República de los restos del benemérito brigadier general José de San Martín”. Pero la guerra que se libró contra Paraguay, postergó toda gestión a este respecto. Recién en setiembre de 1870, por iniciativa del Concejal MANUEL GUERRICO, la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires resolvió cumplir con la Ley dictada en 18864 y construyó un Panteón en el cementerio de la Recoleta, con el propósito de instalar allí los restos del general JOSÉ DE SAN MARTÍN.

Pero en 1876 consideró que ningún sitio era más apropiado para reposo de estos restos que la Iglesia Catedral de la ciudad de Buenos Aires y por ello, el 12 de abril de ese año se dirigió al Arzobispo de Buenos Aires, monseñor ANEIROS solicitando la antigua Capilla Baptisterio. El 19, monseñor contestó: “….que consideraremos siempre como una gloria tener y custodiar el depósito de los restos del brigadier general don José de San Martín”. La Municipalidad prosiguió sus preparativos y en abril de 1877 llegaron los planos elaborados en Milán por el escultor TANTARDINI, una de cuyas obras ya colocadas, “será descubierta en nuestros cementerios del Norte” (se referían a la “Dolorosa”, que se halla en la tumba de JUAN FACUNDO QUIROGA). Desde ese momento el Gobierno de la Nación tomó a su cargo todoa lo referente a la repatriación de los restos del Héroe Máximo de los Argentinos (ver Exequias del general San Martín).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.