TERCER CENSO NACIONAL (01/06/1914)

Con la dirección de ALBERTO B. MARTÍNEZ, se realizó el Tercer Censo Nacional, el cual demostró que la población del país se había casi duplicado en los 19 años pasados desde el censo anterior. Este tercer censo se efectuó durante la presidencia de ROQUE SÁENZ PEÑA, pero sus resultados finales fueron publicados dos años más tarde. La cifra de argentinos llegaba a los 7.885.237 y el incremento anual era del 5,2 por ciento, uno de los más altos de la historia y también extraordinario, comparado con los de los Estados Unidos, Canadá y Australia de la misma época. La cantidad de analfabetos había disminuido considerablemente desde el censo anterior y trepaba al 34 por ciento, mientras que aumentaba la cifra de extranjeros. La vida, como ahora, no era nada fácil: más de un tercio de la población adulta carecía de trabajo, pero algunas profesiones habían crecido en forma espectacular, como la de los dentistas y arquitectos.

En la edición del censo se publicaron fotos y relatos de algunos argentinos centenarios, como MARTINA DÍAZ DE BOADO, nacida en 1808, que se había casado a los 13 años y confesaba que su longevidad, “se debía a que siempre había tomado vino carlón”. CANDELARIA RODRÍGUEZ DE MORTEO, nacida en las Canarias y refugiada en un asilo, afirmaba tener 109 años y basaba su longevidad en un menú de carne y vino. Ya no recordaba si había tenido 10 o 12 hijos, pero podía contar cómo era la Boca cuando sólo tenía tres casas. El censo se extendió a los argentinos que andaban por el mundo y muchos cónsules se quejaron de los inconvenientes que tuvieron para censarlos. El cónsul de Francia atribuyó el problema a “la negligencia y despreocupación de nuestros connacionales”; el de Paraguay, a la falta de medios para llevar adelante la tarea, y el de Perú a que muchos argentinos en ese país eran desertores de barcos o del ejército.

Este Tercer Censo Nacional, pone de manifiesto además que en el período de veinte años, transcurridos desde el anterior Censo de 1895, la República ha entrado con éxito a desarrollar sus industrias extractivas y manufactureras, principalmente, y que varias de ellas tienen ahora un puesto de primera fila en la formación de la riqueza pública. El crecimiento de las industrias ha sido verdaderamente sorprendente, tomando en cuenta la población que ha tenido el país, ya por la variedad de los productos, o ya por el personal empleado, debiendo ser computadas, hoy, como un factor de primera importancia en la vida económica nacional” (“Historia de la Industria Argentina”, de Adolfo Dorfman).

2 Comentarios

  1. Gaston

    Donde puedo sacar el detalle del senso, estoy buscando un antepasado

    Responder
    1. Horacio

      Gastón: La Dirección Nacional de Estadísticas y Censos es un organismo muy bien organizado y allí hay funcionarios muy bien dispuestos y atentos. Le sugiero que se dirija a ellos para hacerles su consulta. Suerte.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.