Tata Inti

Los quichuas adoraban al sol, que era para ellos, un Dios todopoderoso, puesto que era él el que le daba vida al mundo, mediante la luz y el calor, elementos éstos, de los que no podían prescindir los seres vivientes, sean humanos, animales o vegetales. Para testimoniarle su devoción y respeto, así como para merecer sus favores, le ofrecían sacrificios invocándolo por sunombrte “Tata Inti”, que en su idioma quería decir “Padre Sol”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.