SON LAS FIERAS MÁS NOBLES QUE LOS HOMBRES? (1535)

La Maldonada, era una de las mujeres que vinieron con la expedición de PEDRO DE MENDOZA y estuvo junto él cuando éste fundó a Buenos Aires en 1535. Un día, algunos meses después de la fundación, Mendoza condenó a la Maldonada a ser abandonada a las fieras y a los indios feroces que merodeaban alrededor de la población, porque ella había desobedecido una orden del Adelantado. La Maldonada fue conducida por los soldados hasta un arroyo situado lejos de la población. Allí la ataron a un gran árbol y la dejaron sola. Al día siguiente, un oficial de Mendoza, con sus soldados, volvió al lugar. Según creían, sólo encontrarían allí los restos de la Maldonada, quien seguramente habría muerto bajo las flechas de los indios o bajo las garras de las fieras. Con gran sorpresa vieron que la Maldonada estaba viva y sin la menor herida. A sus pies estaba tendida una enorme leona rodeada de cachorros. La leona, en actitud pacífica, parecía estar cuidando a la mujer. Impresionado, el oficial comprendió la crueldad que significaba la condena de la Maldonada y, dió orden a sus soldados que la soltaran. Cuando el oficial le informó de lo sucedido a Pedro de Mendoza, el Adelantado exclamó: “ Bien habéis hecho en libertarla. Queda perdonada. ¿Es que las fieras han de ser más nobles que los hombres?. El arroyo junto al cual sucedió este histórico episodio hace cerca de cuatrocientos años, se llama hoy el arroyo Maldonado, que corre por debajo de la ciudad de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.