SE LEVANTA EL PRIMER SITIO DE MONTEVIDEO (26/10/1811)

El 26 de octubre de 1811 se levanta el primer sitio de Montevideo dispuesto por la Junta de Gobierno de Buenos Aires. Ese día, el general JOSÉ RONDEAU, General en jefe de las Fuerzas destacadas por Buenos Aires para poner sitio a la ciudad de Montevideo, luego de 130 días de asedio, lo levantó y comenzó los preparativos para regresar a Buenos Aires, sin haberse logrado el objetivo de expulsar a los realistas de esa plaza. La decisión de Buenos Aires de abandonar a los orientales, fortaleció el liderazgo de Artigas y la percepción de constituir, sino una nación, al menos una entidad social y de intereses propia y la voluntad de construir una organización política que los respaldara frente a los intereses de Buenos Aires que se habían manifestado claramente indiferentes ante su destino y traicionado su lucha. Esto, que haría eclosión en la Asamblea de 1813 conduciría a décadas de guerra civil y al debilitamiento de la lucha por la independencia. El armisticio fue mal visto por todos. ELÍO fue relevado por la Junta de Cádiz y GASPAR DE VIGODET se puso al frente del gobierno. ARTIGAS, desde su campamento en el territorio de la actual provincia de Entre Ríos, continuaba sus escaramuzas contra portugueses y realistas. Envió tropas hacia las Misiones Occidentales ocupadas por fuerzas portuguesas, quienes reclamaron a Buenos Aires para que tomaran medidas contra Artigas y el 16 de marzo de 1812 DIEGO DE SOUZA avanzó sobre Paysandú. Los portugueses, que habían sido requeridos por ELÍO y luego despedidos luego del Armisticio, se negaron a hacer efectiva la evacuación del territorio oriental y en cuanto a Buenos Aires, habiéndose estabilizado el frente norte, cuando VIGODET exigió al Triunvirato acciones contra ARTIGAS, rechazó la intimación,  por lo que 6 de enero de 1812 se cerraba el puerto de Montevideo y VIGODET daba por implícitamente roto el armisticio.

JOSÉ GERVASIO DE ARTIGAS, tenazmente opuesto al acuerdo firmado en octubre del año anterior por JAVIER ELÍO y el gobierno de Buenos Aires, estableciendo el cese de hostilidades entre ambos, el 31 de enero de 1812, desde su campamento en Ayuí (provincia de Entre Ríos), destacó a sus generales FERNANDO ORTOGUÉS y FRUCTUOSO RIVERA hacia las Misiones Occidentales ocupadas por fuerzas portuguesas y tras breve resistencia, lograron recuperar sucesivamente los pueblos de Santo Tomé, Yapeyú y La Cruz, provocando inmediata protesta del reino de Portugal, que le reclamó a Buenos Aires, que tomara medidas contra Artigas. Tras un ultimátum del Triunvirato a la corte portuguesa, la mediación de Inglaterra logró finalmente que en mayo de 1812 se firmara un armisticio: el “Tratado Rademaker- Herrera”, que aseguró la evacuación portuguesa de la Banda Oriental. El gobierno de Buenos Aires se consolidó lo suficiente para adquirir suficiente armamento y tomando ventaja del armisticio, emprender la ofensiva. En agosto de 1812 se propuso a VIGODET que aceptara la autoridad del gobierno de Buenos Aires, lo que fue rechazado. El Triunvirato consideró reabiertas las hostilidades y ordenó a SARRATEA a quien se sumaría Artigas, avanzar a la Banda Oriental e iniciar el Segundo Sitio de Montevideo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.