SE DECLARA CADUCADO EL PODER DE CISNEROS (23/05/1810).

Como consecuencia de la resolución tomada en la mañana de ese día por el Cabildo de Buenos Aires, se publicó un bando que escoltado por una Compañía del Regimiento de Patricios mandada por el Comandante EUSTAQUIO DÍAZ VÉLEZ, hacía saber al pueblo que el virrey de las Provincias Unidas del Río de la Plata, BALTASAR HIDALGO DE CISNEROS, acababa de caducar y que el Cabildo de Buenos Aires asumía el mando del virreinato, debiendo nombrarse una Junta hasta que las provincias, por medio de sus delegados establecieren le forma de gobierno más conveniente. La publicación de este bando daba pie a una curiosa interpretación pues mediante él, se hacía saber al pueblo de Buenos Aires que ya no mandaba el virrey, que tal cosa no era por voluntad popular, sino por disposición del Ayuntamiento y que el Cabildo había asumido una responsabilidad que nadie le había adjudicado (1).

De esta forma, un grupo de residentes españoles pretendieron burlar la voluntad de la mayoría expresada durante el Cabildo Abierto del 22 de mayo, cuando CORNELIO SAAVEDRA, entusiastamente apoyado por la mayoría presente dijo que “el pueblo es el que confiere la autoridad o mando”, no habiendo delegado en ningún momento, dicha autoridad en el Cabildo.

(1) En la mañana del 23 de mayo de 1810, el Cabildo ordinario efectuó un recuento de los votos emitidos, que arrojó el siguiente resultado: Por la destitución del virrey, 155 votos. Por la continuación en el mando (solo o acompañado), 69 votos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.