SARMIENTO Y EL IDIOMA CASTELLANO (1867)

Siendo SARMIENTO presidente del Consejo Nacional de Educación, se lee, en sesión, el ofrecimiento de venta que hace un editor, de ejemplares de una gramática recién publicada. “Al archivo – dijo Sarmiento. -¿Por qué al archivo? ¿No estamos aquí nosotros para resolver? Ponga usted a consideración la propuesta y veremos. Puede que la gramática convenga…-¿Para qué…? –pregunta el presidente, interrumpiendo la argumentación de su par. -Pues para fijar el idioma que día a día pervierten los escritores ramplones, comienza a contestarle éste, cuando Sarmiento, interrumpiéndolo nuevamente le dice: -El idioma castellano está fijado ya por dos libros inmortales: “El “Quijote” en España y “Facundo” en América. No se necesitan más”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.