SARMIENTO EXPONE AL JUICIO PÚBLICO A SUS OPOSITORES (1867)

La sesión era tumultuosa, El ambiente estaba caldeado y los senadores gritaban más que hablaban. La “barra”, compuesta en su mayoría por opositores de SARMIENTO, esperaba que éste expresara cualquier propuesta para hacer ruidosas manifestaciones de desaprobación. Recordemos que el Senado, en 1867, creía exagerado votar 800.000 pesos fuertes para la construcción de un ferrocarril y es cuando Sarmiento se levanta de su banca y dice: “No he de morirme sin ver empleados en ferrocarriles, no digo 800.000 duros sino 800 millos de duros y …”. Un coro de sonoras carcajadas se deja oír en la “barra” y se alza entonces, por sobre el tumulto provocado por sus detractores, la voz enérgica de Sarmiento que dice: “Señor Presidente, deseo que consten en actas estas risas. Así sabrán las generaciones venideras con qué clase de necios he tenido que lidiar!”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.