SANTA MARÍA DEL BUEN AYRE (1536)

Nombre que le fue dado a Buenos Aires por PEDRO DE MENDOZA, al fundar esta ciudad por primera vez en 1536. El culto a la Virgen Santa María del Buen Ayre, como protectora de los marinos, se originó en Cagliari, Cerdeña, y luego pasó a España con la conquista de esa isla italiana por Aragón y parece ser que en la época del descubrimiento del nuevo mundo, era un culto especialmente arraigado en España.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.