SAN MARTÍN Y LOS PEHUENCHES (1814)

El  Gobernador intendente de Cuyo, coronel mayor JOSÉ DE SAN MARTÍN, nombrado el 10 de agosto de 1814, considerando necesario lograr el apoyo de los aborígenes pehuenches de la región, para poder llevar a cabo sus planes para liberar a Chile del yugo español, al hacerse cargo de la gobernación envió una comunicación oficial al cacique pehuenche ÑACUÑÁN, informándolo de su acceso a ese mando y expresándole su interés en mantener buenas relaciones con los indígenas. Desde entonces, la colaboración entre los aborígenes y las autoridades patriotas de Cuyo,  se mantuvieron en un excelente plano.

Decidido a aplicar con ellos, una política de acercamiento, tal como lo estaban haciendo desde 1810 los gobiernos surgidos después del 25 de mayo de 1810, mantuvo repetidos contactos con los pehuenches a través de emisarios respetados por los ellos, para suministrarles  información sobre los hechos políticos y militares que ocurrían  en las Provincias Unidas y regiones vecinas y en octubre de 1814, envió al sacerdote FRANCISCO INALICÁN para que hiciera saber a ÑACUÑÁN, que el reino de Chile había caído en manos de los españoles después de Rancagua, expresándole que confiaba en que él y su gente tomarían a su cargo la defensa de los pasos de la cordillera, en caso de que el enemigo intentara pasar a Mendoza.

Con el asentimiento de sus capitanejos, ÑACUÑÁN se comprometió a custodiar y defender los pasos cordilleranos, agregando que su nación se abstendría de comerciar con Chile, mientras estuviera en poder de los españoles  Y fue a este compromiso, que SAN MARTÍN apeló luego, en 1817, para requerir la colaboración de ÑANCUÑÁN, cuando  tuvo todo listo para iniciar el cruce de los Andes para liberar a Chile

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.