RUCA

Se llamaba ruca a un simple refugio utilizado por los aborígenes araucanos que consistía de dos filas paralelas de postes clavados. Los de adelante, de unos dos metros de altura y los de atrás algo más cortos. Las paredes y techos de estos refugios eran de cueros o (más tarde) de lienzos o lonas pesadas atadas a los postes (Véase “Las Civilizaciones prehispánicas de América”, de Salvador Canals Frau).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.