ROSAS DONA SU SABLE A SOLANO LÓPEZ (1869)

JUAN MANUEL DE ROSAS ya anciano, resolvió incluir en su testamento una cláusula por la cual disponía que a su muerte, su sable fuese entregado al mariscal Francisco Solano López, presidente del Paraguay, en reconocimiento “por la firmeza y sabiduría con que ha sostenido y sigue sosteniendo los derechos de su patria y el equilibrio entre las Repúblicas del Plata, el Paraguay y Brasil”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.