ROCA EXPULSA AL NUNCIO APOSTÓLICO (14/10/1884)

Se suscitó un serio conflicto entre el Gobierno de la Nación y el nuncio apostólico monseñor MATTERA, quien fue expulsado del país por orden del entonces presidente de la República, general JULIO ARGENTINO ROCA, dándose como causa una incorrección diplomática cometida por el representante del Vaticano ante nuestro país. Una carta que el presidente de la Nación, general julio A. Roca, escribió a nuestro representante diplomático en la República Oriental del Uruguay, ENRIQUE B. MORENO, expresa al respecto: “…Estamos en plena lucha con los clericales, que se nos vienen a las barbas y quieren sobreponerse a la Constitución y a las leyes. La opinión se conmueve con tal motivo y la gran mayoría del país se levanta dispuesta a sostener el Gobierno que tiene entre sus manos la bandera más simpática a los pueblos en el presente siglo. Parece que se trata de una verdadera conspiración de la Corte Romana contra las repúblicas sudamericanas que tienen una causa común en esta lucha…” (ver Presidencias de Roca)

2 Comentarios

  1. maría o'connell

    Muy apropiada la decisión de Roca.
    Sería un buen ejemplo para seguir en nuestros
    días en que la Iglesia se atribuye un rol que
    no le corresponde.

    Responder
  2. Daniel Degreéf

    Habria que cambiar ya la ridícula Constitución que establece como religión oficial a la católica, y encima se hace cargo de su mantenimiento.Uruguay es un ejemplo a seguir, país laico, donde no se permite que los curas se entrometan en el gobierno !!!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.