REPATRIACIÓN DE LOS RESTOS DE WENCESLAO PAUNERO (31/01/1891)

El 31 de enero de 1891, fueron repatriados desde Brasil los restos mortales del general WENCESLAO PAUNERO. A las ocho de la mañana de ese día, en la capilla del cementerio de San Juan Bautista, de la ciudad de Río de Janeiro (Brasil), se procedió a las exequias de quien había sido el ilustre guerrero y político argentino general Wenceslao Paunero, en presencia de los ministros de Estado del Brasil, cuerpo diplomático, algunos cónsules y oficialidad del buque argentino “Almirante Brown”. Desde el cementerio, los restos mortales del general Paunero fueron trasladados al Arsenal de Marina, donde fueron recibidos por una Comisión especial del ejército y de la armada brasileña encabezadas por los ministros de guerra de la marina de Brasil, general FROBA Y COUTRA y almirante FOSTER-VIDAL, quienes condujo el féretro a pulso a bordo de la goleta oficial que debía conducirlo hasta el buque argentino “Almirante Brown”. Tanto en el acto de la exhumación como en el del embarque, fueron tributadas las honras que le correspondían como representante que había sido de la República Argentina en ese país, así también como los honores militares por su alta jerarquía militar que ocupaba en el ejército argentino. A las cinco de la tarde del mismo día levantó anclas el “Almirante Brown” con destino a Montevideo y Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.