REPARTIMIENTO (1780)

Durante el período colonial se llamaba repartimiento, a la asignación de los indios, para que realizaran trabajos considerados de valor para la comunidad. Fue un sistema que se utilizó principalmente en el noroeste del actual territorio de la República Argentina, en el Imperio Inca y entre los indios semi-civilizados, ya familiarizados con esquemas de trabajo similares (la mita, por ejemplo). En teoría, los indios eran hombres libres, súbditos de la Corona y su trabajo debía pagarse en salarios adecuados. Los españoles necesitaban la ayuda de los indios para el cultivo de los campos, el trabajo en las minas y otros similares pero comenzaron a anteponer sus propios intereses y usaron a los indios tan despiadadamente que pasaron a ser casi esclavos.

Durante el período en que VÉRTIZ fue virrey, en 1780, los indios del Alto Perú (Bolivia), bajo las órdenes de TUPAC AMARÚ, se rebelaron contra los españoles, lo que tuvo importantes repercusiones en la Argentina, ya que como resultado de este movimiento se abolieron los “repartimientos”. Aunque legalmente “la encomienda” (q.v.) y “los repartimientos”, eran sistemas diferentes, ambas eran instituciones destinadas a integrar al indio a las comunidades españolas para serles útil, pero en la práctica, en cuanto a los indios, ambas imponían el trabajo forzado (ver La mita).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.