REGLAMENTO PARA BAÑISTAS EN MAR DEL PLATA (1888)

La hoy pujante ciudad de Mar del Plata inauguró su servicio ferroviario el 26 de setiembre de 1886, pues la línea llegaba antes solamente hasta Maipú. Esta mejora fue gestionada por el gobernador DARDO ROCHA cuando en 1883, visitó la ciudad balnearia. Y esto viene a cuento, porque a partir de esa fecha, comienza lo que pasó a ser “el auge de Mar del Plata, como ciudad balnearia” haciendo necesario entonces que se ordenen las cosas, se tracen planes para su organización urbanística, se establezcan prioridades …. Y una de ellas, es, según reza una nota publicada en la prensa local, reclamando la necesidad de reglamentar el baño en las playas con estas palabras: “……. la locura que ha desatado esa moda de venir casi desnudos a la playa, lo que atenta contra la moral y las buenas costumbres de una población, que no estaba acostumbrada a estos espectáculos, impone la aplicación de un reglamento que ponga fin al sinnúmero de situaciones desagradables que afectan el decoro de nuestra población estable”. La idea se concreta muy poco tiempo después y en 1888, nace el “Primer Reglamento para bañistas” que tuvo Mar del Plata y que entre otras cosas, prohibía: “Bañarse desnudo.

El traje de baño admitido es todo aquél que cubre el cuerpo desde el cuello hasta la rodilla. En las tres playas no podrán bañarse los hombres mezclados con las señoras, debiendo mantenerse a una distancia de 30 metros, a no ser que estuvieran en familia. Se prohíbe en las horas del baño, el uso de anteojos de teatro u otro instrumento de larga vista, así como situarse en la orilla del agua cuando se bañen señoras” Pero Mar del Plata, también nos deja buenas noticias: El 10 de enero de 1889 se inauguró el servicio telefónico con 50 líneas. Una guía francesa del año 1907 ya asignaba a Mar del Plata 10.000 habitantes, ocho hoteles principales, incluido el Brístol, el mejor de América del Sur con su Casino, teatro, sala de lectura y de música, billares, etc. La tarifa era de 15 pesos diarios por persona, con pensión completa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.