REBELIÓN EN CUZCO (18/03/1815)

El 18 de marzo de 1815 se inició una contrarrevolución española en Cuzco, para dominar una rebelión de americanos, sean de origen indio, criollo o europeo que liderados por el cacique PUMACAGUA clamaban por su libertad del yugo español. Todos los dirigentes patriotas fueron apresados y muchos de ellos ajusticiados. La cabeza del jefe indígena PUMACAGUA, cacique de Cincheros, que se hizo nombrar capitán general y marqués del Perú por sus adictos, fue expuesta en la Plaza Mayor de la ciudad, luego de que se libraran combates en la región de Puno (Titicaca), que cayó íntegramente en poder de los realistas.

 

La malograda rebelión de Pumacagua recuerda a los ancianos la sublevación de Tupac-Amarú, llevada a cabo 35 años antes, cuando éste logró también movilizar una enorme masa de indígenas, mal armados, pero entusiasta en apoyo de las reivindicaciones de los aborígenes americanos. En esta última esta oportunidad, los criollos no colaboraron con los insurrectos como había sucedido con Tupac-Amaríu, quizás descontentos con el carácter mestizo de los revolucionarios y recordando que el propio Pumacagua en 1775 había combatido contra Tupac-Amarú cuando éste se rebeló y fue recompensado por la corona española con el cargo de brigadier de sus ejércitos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.