QUÉ ES LA GUERRILLA?

Es costumbre usar indistintamente los términos guerrilla, “guerra de partidarios” o “guerra de recursos”, para referirnos a un tipo de guerra irregular que presenta características especiales. En el tiempo y en la zona a que hacen referencia estas páginas, la guerra de guerrillas es llevada a cabo por partidas de gauchos, generalmente poco numerosas, que de manera muy diversa hostigan al enemigo, a sus medios de movilidad y de abastecimiento o a sus propiedades. Nunca ofrecían lucha franca, sobre todo en campo abierto, si no tenían la seguridad de salir vencedores.

El término “gaucho” con que se designa a sus integrantes, implica principalmente destreza en el manejo del caballo, conocimientos empíricos y adaptación extraordinaria al terreno donde actuaban, habilidad en el manejo del lazo y del cuchillo. Zorrilla de San Martín ha señalado, con síntesis poética, que la guerrilla “es el tipo de guerra americana, en la que el caballo, es el verdadero proyectil, más rápido que el plomo: guerra de audacias, de marchas y contramarchas inverosímiles; de sorpresas temerarias, de irrupciones torrenciales”.

JOSÉ MARÍA PAZ, que fue testigo de este tipo de guerra en el noroeste, ha escrito en sus “Memorias”: “No tenían los invasores más terreno que el que materialmente pisaban y aunque la caballería del ejército real, había hecho considerables adelantos, no por eso fue más feliz en esa guerra de detalle a que eran provocados sin cesar. En un combate regular era indisputable la superioridad de la caballería española, pero después de agotar sus fuerzas, ensayando cargas sobre unas líneas débiles que se les escapaban como sombras fugitivas, concluía por haber sufrido pérdidas considerables, en esas interminables guerrillas, sin haber obtenido ventaja alguna.

“Al principio ensayaron las vía de la clemencia, pero como viesen que poco adelantaban, se propusieron ejecutar actos de severidad, que los gauchos contestaron con terribles represalias, colgando en los árboles los prisioneros que tomaban. Y así, no sólo tuvieron que contenerse, sino que después de dos o tres meses, tuvieron que abandonar su conquista, volviendo a sus antigüas posiciones, sin caballos y casi la cuarta parte menos del ejército”. La guerrilla es todavía, en terreno apropiado, una ciase de guerra sumamente eficaz y se ha empleado con frecuencia en las últimas contiendas Internacionales. “El Diccionario de Términos Militares”, preparado por la Junta Interamericana de Defensa y editado en nuestro país por el Estado Mayor de Coordinación, en 1957, define a la guerrilla, como “aquella parte de la guerra irregular, conducida predominantemente por fuerzas nativas, organizadas en bases cuasi militares o militares”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.