PUENTE ALSINA (26/11/1859)

El Puente Alsina, cruza el Riachuelo, uniendo la Avenida Sáenz del barrio Nueva Pompeya de la Ciudad de Buenos Aires, con la localidad de Valentín Alsina, Partido de Lanús, provincia de Buenos Aires. Hasta mediados del siglo XIX las comunicaciones entre la Ciudad de Buenos Aires y la provincia, en la zona separada por el Riachuelo,  se hacían a través de cuatro puntos: el “Puente Maciel” (de Barracas o Pueyrredón) y por tres vados denominados “Paso de Burgos” (1), “Paso Chico” y “Paso de la Noria”.

En 1855 un vecino llamado ENRIQUE OCHOA DE ZUAZOLA Y ELORRINGA, dueño de tierras y un saladero, separadas por el Riachuelo, solicitó autorización al gobierno, para construír un puente, aprovechando uno de esos pasos (el Paso de Burgos), con el fin de que se le facilitara el acceso hacia su propiedad. Una vez obtenida la autorización comenzó la obra, pero una inesperada y violenta crecida la derrumbó. Insistiendo con su proyecto, OCHOA contrató los servicios del ingeniero CARLOS ENRIQUE PELLEGRINI, quien inició la construcción, pero esta vez haciéndola de mampostería  de ladrillos, sufriendo su obra, el mismo destino de la anterior, cuando una nueva crecida lo destruyó.

Finalmente, luego de un tercer intento, don Ennrique (vasco tenía que ser), pudo concretar su obra y el 26 de noviembre de 1859, inauguró “su Puente”. Esta vez lo había hecho utilizando sólidas vigas de urunday, quebracho colorado y lapacho, nobles y muy duras maderas del norte argentino, que le dieron la firmeza que necesitaba para resistir la fuerza de las corrientes que lo embestían. Poseía  dos rampas de pendiente 2,75% para uso exclusivo de vehículos. Los peatones podían acceder al puente mediante escaleras y como había sido construido por un particular, se debía pagar “peaje”. Por debajo de la rampa del lado de la provincia, circulaba  además, por una vía simple, el ex- Ferrocarril Midland (hoy Ferrocarril Belgrano Sur).

El viejo Puente Alsina, en 1880, fue el escenario de un violento combate librado entre las fuerzas gubernamentales que al mando del coronel EDUARDO RACEDO enfrentaron y vencieron a las del gobernador CARLOS TEJEDOR, que estaban al mando del coronel JOSÉ INOCENCIO ARIAS (ver Combate de Puente Alsina). Una vez declarada la Federalización de Buenos Aires, en 1885, el Gobierno Nacional se hizo cargo del Puente, luego de pagarle a la provincia de Buenos Aires, una fuerte indemnización.

El 5 de junio de 1888, el viejo Puente Alsina sufrió los efectos de un temblor (escala 5,5 de Richter) y su estructura comenzó a debilitarse, lo que obligo a que, en 1910, ante el temor de que se derrumbara debido a su mal estado, se decidiera su reemplazo temporario por uno construido con hierro. Éste estuvo en funcionamiento hasta que finalmente,  el 26 de noviembre de 1938, se inauguró el actual Puente Alsina, una hermosa obra de estilo neocolonial, realizada por el ingeniero JOSÉ CALIXTO ÁLVAREZ, al que se le impuso ese nombre en homenaje al ex Gobernador de Buenos Aires, don VALENTÍN ALSINA, de cuya gestión se guardaban gratos recuerdos.. Al poco tiempo (cosas de la política) pasó a llamarse “Puente Presidente Teniente General José Félix Uriburu, pero al poco tiempo volvió a llamarse “Puente Alsina”.

(1).-Se sabe que en la segunda invasión inglesa las tropas enemigas cruzaron el Riachuelo por el paso de Burgos. Y con respecto al origen de este nombre existen tres versiones: una es la que dice que a comienzos del siglo XVII el escribano español FRANCISCO LÓPEZ DE BURGOS era el propietario de las tierras linderas al mencionado paso; otra, cuenta que a mediados del siglo XVIII, el propietario de las mismas era el alférez BARTOLOMÉ BURGOS; y, finalmente, una tercera, refiere que dicho nombre proviene de un humilde botero llamado Burgos, quien se encargaba de trasladar pasajeros de una orilla a otra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.