PROPUESTA DE MITRE AL CACIQUE CALFUCURÁ PARA TERMINAR CON EL “PROBLEMA INDIO” (10/1/1863)

El general BARTOLOMÉ MITRE le escribe al cacique JUAN CALFUCURÁ y le pone sus propósitos para con los indios: “Buenos Aires, enero 10 de 1863, Al cacique D. Juan Calfucurá. “Estimado amigo: He recibido su carta última, en la que veo el interés que se toma por mi salud, que es muy buena al presente, lo que me alegro en participarle, deseando por mi parte que usted y sus indios se encuentren buenos y fuertes como yo. “Veo por su carta los buenos consejos que da usted a los capitanejos á que se refiere, á fin de que no vengan á robarnos y siento que no sigan esos buenos consejos, como lo prueba la última invasión que han hecho por el Bragado y Rojas; pero esto no me aflige, porque estoy resuelto a poner término á esos robos escandalosos; como hace tiempo que me estoy preparando para contenerlos y escarmentar a los indios ladrones, yendo a buscarlos hasta el fin del mundo he de conseguir lo que me he propuesto, pues no tengo guerra ninguna que me distraiga, ni más atención que guardar la frontera.

“Pero no puedo dejar de decir á usted  que me sorprende que los mismos indios que están a sus órdenes, sean los que nos invaden, como acaban de hacerlo ahora. Esto no puede ser, porque estando yo en paz y amistad con usted, no es posible que una parte de sus mismos indios vengan a robarnos, desobedeciendo sus consejos y sus órdenes. O la paz es como debe ser, castigando usted a los indios que lo desobedecen, o seamos francamente enemigos, haciéndonos la guerra como enemigos. “Esperando su respuesta sobre este punto, le diré con franqueza, que por lo que hace á usted y los indios que obedecen sus órdenes y que están en paz con nosotros, yo los he de mirar como hijos y los he de atender en todo y les he de dar todo para que vivan bien. Estamos en paz y ustedes han de tener en mi un padre cariñoso y de buen corazón, pero no he de transigir con los ladrones y no he de cesar de perseguirlos hasta exterminarlos.

Es por eso que tanto á usted como a los demás capitanejos de que me habla, les he de señalar un sueldo arreglado a sus necesidades, para que no pasen ninguna miseria y les he da dar grados militares con sus despachos correspondientes; pero antes conviene que usted hable con el coronel Rivas, que es también un buen amigo de los indios, pues según lo que él me diga, he de proceder yo para con ustedes. “Sin embargo de que estoy seguro que Rivas y mis demás jefes, lo han de recibir bien, le escribo en esta ocasión, recomendándole que lo atienda en todo, que 1º trate como a un amigo mío, lo mismo que a los indios que lo acompañen cuando usted vaya a visitarlo, que espero será pronto”. Mitre le informa luego de las acciones que ha estado llevando a cabo el coronel VEDIA contra los ranqueles, tribu que promete destruír si es que antes no pide la paz y que Urquiza en Entre Ríos y Juan Saa en Montevideo, por ahora se quedará quietos y en paz. Finaliza su carta con algunos comentarios sobre ciertos pedidos que le formulara Calfucurá y se despide diciéndole: “Deseo a usted que lo pase bien con todos sus indios y que me crea su buen amigo de todo corazón, que verlo desea”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.