PRIMERAS VIDES EN CUYO (1678)

El comandante portugués MANUEL LOBO es considerado el iniciador de este cultivo en tierras cuyanas. En 1674, JOSÉ DE GARRO nombrado gobernador interino del Río de la Plata, organizó tres expediciones al Chaco para combatir a los indígenas. En 1680, con 260 españoles y 3.000 indígenas aliados, atacó a los portugueses instalados en la Colonia del Sacramento, ciudad fundada por éstos, hacía poco tiempo. Tomada esta guarnición, hizo prisionero a su comandante, el portugués MANUEL LOBO y otros oficiales y los envió en calidad prisioneros de guerra a Chile. Luego de ser puestos en libertad, varios de estos prisioneros, se radicaron en ese país y otros, entre los que se encontraba el comandante LOBO, quedaron en Cuyo, donde plantaron las primeras vides, que dieron origen a los actuales viñedos que caracterizan a esta zona (ver La vitivinicultura).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.