PRIMERAS OVEJAS EN EL RÍO DE LA PLATA (1549)

NUFRIO DE CHAVES, (m. 1567), también conocido como Nuflo de Chaves, fue un conquistador; explorador y combatiente contra los indios. Fundó Santa Cruz de la Sierra y fue el primero en traer ovejas y cabras a la región del Río de la Plata. Nacido en Trujillo, hermano del confesor de Felipe II, Diego Chaves; acompañó a Alvar Núñez, Cabeza de Vaca a Asunción en 1542; después de realizar varias misiones para el adelantado y de acompañarlo en su desastroso y desafortunado intento de llegar a Perú, en 1544, se unió a otros funcionarios reales para derrocar a Cabeza de Vaca y erigir a Domingo Martínez de Irala como gobernador.

Durante los siguientes doce años, estuvo estrechamente ligado a este último. En 1547 condujo las exploraciones norteñas al Mato Grosso, y hacia occidente, doscientos cuarenta km remontando el río Pilcomayo hasta. sus cataratas. En 1548 dirigió un grupo de cuatro personas (incluyendo a Pedro de Oñate) en misión ordenada por Irala (quien permaneció en un campamento próximo a Chuquisaca) a Lima, estableciendo exitosamente el tan anhelado contacto entre Asunción y la capital virreinal. Conferenció con Pedro de la Gasca entonces al mando— estregándole los documentos, mensajes y requerimientos de Irala relacionados con los productos comerciales como el cobre, petróleo, medicamentos, vino, harina y otros no disponibles en Asunción, especialmente ovejas, cuya explotación comenzaba a entusiasmar a los criollos. Regresó a Asunción en 1549, introduciendo ovejas y cabras, también por primera vez en ese lugar. En 1545 trajo consigo a un sastre, llamado Alonso de Escobar y a fines de 1549 y nuevamente en 1556, fue enviado al valle del alto Paraná para pacificar a los indios tupís que incursionaban en tierras guaraníes y españolas, haciendo dificultosas las comunicaciones con la costa atlántica. Obligó a los tupís a aceptar la paz y abrió un camino a San Vicente en Brasil, a través del cual comenzaron a trasladarse ganado, hierro, útiles y otras mercancías y viajeros; este camino ofrecía también una más directa y reducida comunicación con España; después de la muerte de Irala en 1556,

Chaves retornó al oeste en busca de la Montaña de Plata y de una ruta más sencilla hacia el Perú. El 26 de febrero de 1561 fundó Santa Cruz de la Sierra, en el lugar donde se consideraba hallarse el límite entre la zona oriental y occidental de jurisdicción española (actualmente en Bolivia), a fin de facilitar las comunicaciones y, conforme con algunas historias, en la esperanza de adueñarse de una nueva jurisdicción. Llevó a cabo la distribución de indios entre los encomenderos españoles, entre los que se encontraba Juan de Garay, quien en el futuro fundaría Buenos Aires por segunda vez. En 1567, Chaves emprendió su última aventura exploratoria y halló la muerte al caer en una emboscada tendida por los indios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.