PRIMERA TRANSMISIÓN DE RADIO (27/08/1920)

El 27 de agosto de 1920, el doctor ENRIQUE TELÉMACO SUSINI, titular de la “Sociedad Radio Argentina”, puso en el aire la ópera “Parsifal”, montando su equipo en la terraza del teatro Coliseo de Buenos Aires y así dio comienzo la actividad radiofónica en la Argentina. Acompañaron a Susini en esta primera experiencia César Guerrico, Miguel Mugica, Luis Romero e Ignacio Gómez, quienes instalaron un equipo transmisor en el techo del edificio, por lo cual se los recuerda como “Los locos de la azotea”.

Ya en sus primeros años la radio ofrecía de forma incipiente los géneros y formatos que la caracterizarían en adelante. En 1921, la transmisión de música clásica se convertía en un hecho de frecuencia casi diaria. Al año siguiente, las noticias comenzaban a ser protagonistas principales de sus envíos y a partir de la asunción del presidente Alvear, que fue transmitida “en vico”, la noticia cotidiana ganaba espacio dentro de la programación. En septiembre de 1923 con la célebre “pelea del siglo” entre Luis ÁNGEL Firpo y Jack Dempesey en el “Polo Ground” de Nueva York, el boxeo hizo su irrupción en el medio y en octubre del año siguiente lo hacía el fútbol, con la transmisión de un partido jugado entre Argentina y Uruguay.

En esa misma época, se pusieron en el aire los primeros mensaje publicitarios (que se llamaban “reclames”) y a fines de la década nacíó el “radioteatro”, modalidad de “teatro radial” iniciadora de la vertiente nativista, centrado en canciones, payadas y costumbrismos, casi siempre, girando alrededor del amor frustrado, el patrón desalmado y el gaucho perseguido por la justicia. En estos años surgieron las radios “Argentina” , llamada originalmente Sociedad Argentina de Broadcasting, “Radio Cultura”, “Radio La red” (originalmente Brusa y luego Excelsior), “Radio Mitre” (originalmente Sudamericana y luego Broadcasting La Nación), “Radio Splendid” (originalmente Grand Splendid Theatre y luego Grand Splendid), “Radio Belgrano” (originalmente Nacional, más tarde Libertad, después La Nueve 50 y luego Radio 9), “Radio Prieto” (originalmente Broadcasting Crítica), “Radio del Plata” (originalmente Casa América, más tarde Callao y luego Libertad), “Radio América” (originalmente Fénix, más tarde Antártida y luego Malvinas Argentinas), “Radio Rivadavia” (originalmente Muebles Díaz y luego Estación Rivadavia), “Radio Continental” (originalmente Porteña), “Radio Buenos Aires” (originalmente Quilmes Broadcasting, más tarde La Abuelita, después Bijou y luego Del Pueblo), “Radio Nacional” (originalmente Estación de Radiodifusión del Estado y luego Radio del Estado), “Radio Provincia” (originalmente Provincia de Buenos Aires), “Radio Ciudad (originalmente Broadcasting Municipal y luego Municipal) y Radio Stentor (originalmente Sarmiento).

La introducción de los parlantes modificó sustancialmente las condiciones de escucha y fue así que el aparato receptor (“la radio”), iba ganando un lugar importante en el hogar, reuniendo a su alrededor a la familia. En tanto, la multiplicación de las estaciones generó los primeros conflictos por el uso de las ondas, lo cual llevó en los últimos años de la década a las primeras reglamentaciones sobre las frecuencias de emisión. Y fue a partir de la década del “30”, que las radios Splendid, Belgrano y El Mundo (esta última fundada en 1935 por Jaime Yankelevich, propietario de Belgrano y considerado el empresario más importante de la época en el medio) se unieron para realizar las primeras transmisiones “en cadena”, logrando que se fueran incorporando otras estaciones que se iban instalando en las principales ciudades del país, conformando la “Cadena Gigante”, a la que siguieron la “Red Argentina de Emisoras Splendid” y la “Cadena Azul y Blanca de Emisoras Argentinas” con Radio El Mundo como cabecera, modalidad que duraría casi tres décadas. Nacieron luego nuevas radios como “Casa América” (luego llamada “Radio Callao y más tarde “Radio Libertad” y en 1937 nació “Radio del Estado”, la primera emisora del Estado argentino, actual “Radio Nacional”. Pronto el auge de las transmisiones radiales, provocó la aparición de revistas especializadas, que trataban solamente temas vinculados con “el mundo artístico radial”, tales como “La canción moderna” y las más reconocidas “Radiolandia” y Antena.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.