PRIMERA PIEZA DE ARTILLERÍA EN EL FUERTE DE BUENOS AIRES (22/07/1812)

El teniente coronel ANGEL MONASTERIO funde, en la ciudad de Buenos Aires, la primera pieza de artillería. Se trata de un mortero cónico de 12 pulgadas destinado al fuerte de la ciudad de Buenos Aires y evocando la memoria del último gobernante indígena, se la bautizó con al nombre de “Tupac Amarú”. Un mes más tarde, el 15 de agosto, el mismo Monasterio fabricó una segunda pieza muy similar a la primera en tipo, calibre y la envía para que sea instalada en el sitio de Montevideo. Se la denominó “Mangoré”, nombre de otro cacique indígena que resistió a los conquistadores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.