PRIMERA ESTATUA DE SAN MARTÍN (14/07/1862)

Obra del artista francés LUÍS JOSÉ DAUMAS, la estatua ecuestre del General JOSÉ DE SAN MARTÍN, fue inaugurada en Buenos Aires el 14 de julio de 1862. Ubicada sobre la Plaza de Marte (hoy Plaza San Martín), en el mismo lugar donde el Libertador de América, preparara los escuadrones del Regimiento de Granaderos a Caballo en 1812, lo muestra en la actitud que vieran, allá por 1817, las nevadas cumbres de los Andes: Montando a caballo y señalando el futuro. Durante el acto de inauguración habló el general BARTOLOMÉ MITRE, Presidente provisional de la Nación y dijo: “Va a descorrerse el velo detrás del cual se oculta la noble imagen del general San Martín, en la actitud heroica en que lo ha inmortalizado el arte, representando el momento en que al escalar las más elevadas montañas del orbe, montado en su caballo de guerra, enseñó a sus legiones el camino del heroísmo” “Al fin, señores, después de larga y tenebrosa noche de ingratitud y olvido, la gloria de San Martín se ha levantado como una estrella del cielo americano. La República del Perú, la primera que le decretó en vida una estatua, ha glorificado dignamente su memoria y ha atendido generosamente a sus descendientes”.

También hizo uso de la palabra DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO quien pronunció una de las más aplaudidas composiciones. Su oración a la bandera es el reflejo de su briosa personalidad, de su elevado patriotismo y de su sabiduría y conocimiento de las cosas. Entre las más recordadas de sus palabras, han quedado grabadas por la Historia, aquellas que dicen: “La bandera blanca y celeste —¡Dios sea loado!— no ha sido atada jamás al carro triunfal de ningún vencedor de la tierra.” El general BENITO NAZAR, guerrero de la Independencia, tuvo a su mando las tropas que rindieron los honores decretados al Gran Capitán y junto con los cuerpos de línea, lucían sus condecoraciones numerosos veteranos de la guerra por la Independencia presentes en el Acto. El escultor Daumas había terminado el modelo en yeso de la obra en 1859 y al año siguiente lo vació y fundió en bronce. En 1863, se le encargó la realización de otra similar y su obra fue emplazada, esta vez, en la ciudad de Santiago de Chile el 5 de abril de 1863. La estatua tenía entonces un modesto basamento, que luego, en 1910 fue cambiado por el actual de mármol y adornado con relieves y estatuas del escultor alemán GUSTAV EBERLEIN. Desde ese mismo año, la Plaza conocida como del Retiro, comenzó a llmarse Plaza San Martín.

2 Comentarios

  1. Luis Esteban Funes

    Tengo entendido que la ceremonia de inauguración contó con la presencia de la ‘Bandera del Regimiento del Río de la Plata’, confeccionada en Lima en 1823. ¿Se sabe cómo era esa bandera?

    Responder
    1. Horacio

      Seño Funes: quizás encuentre respuesta a su pregunta en la página “con-que-bandera-salio-la-expedicion”. Lo remito a ella porque me parece que allí se trata muy bien el tema. Suerte.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.