PRIMERA CATEDRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA (14/05/1570)

Se erigió en la ciudad de Santiago del Estero la primera Iglesia Catedral de lo que es hoy la República Argentina. El Papa PÍO V en su Bula pertinente, dijo en esa oportunidad: “Nos, escuchando la súplica de nuestro carísimo hijo en Cristo, FELIPE II, rey católico de las Españas, erigimos e instituimos el predicho pueblo (Santiago del Estero) en ciudad y en ella una Iglesia Catedral bajo la advocación de San Pedro y San Pablo.” En el año 1581, la ciudad de Santiago del Estero contaba ya con una Iglesia Catedral frente a la plaza pública y este templo era “de una nave, con corredores a uno y otro lado y el techo de tijerería y de tierra apisonada de más de una tercia de espesor, para aguantar los vientos, con la sacristía también de tijerería y tierra”. Hacia 1587 se consideraba a esta iglesia “indecorosa”, y en 1601 se decía que se estaba cayendo consumida por el salitre y el abandono.

En 1611 el deán FRANCISCO DE SALCEDO empezó la construcción de la segunda Catedral en el mismo solar ocupado por la primera. Era “de tres naves y con muchos lazos, molduras y “zoquizamies” cubierta de mucha y muy buena madera de cedro y nogal muy capaz y suficiente para que cupiese en ella no solamente la gente de la dicha ciudad de Santiago pero toda la provincia”. En la Información de servicios hechos por FRANCISCO DE SALCEDO el 22 de febrero de 1616 se dice que esta catedral que era “muy sumptuosa y no ay ninguna en toda la gobernación ni aún en esta provincia (La Plata) no la e visto maior”.

Esta construcción fue destruida por el fuego que se desató el 5 de julio de 1615 “a medianoche sin poderse averiguar como sucedió ni de donde procedió”. Pero, los pobladores santiagueños decidieron levantar un nuevo templo y lo consiguieron, recién el 30 de enero de 1617. Era la tercera Catedral, obra exclusiva del deán JUAN OCAMPO JARAMILLO, quien bendijo la nueva iglesia “ante un numeroso concurso de fieles, con asistencia del Gobernador QUIÑONES Y OSORIO, entrambos cabildos y delegados de uno y otro Clero”. No obstante, otra vez más el pueblo de Santiago del Estero, tuvo que soportar la destrucción de su templo. Hasta que se levantó por quinta vez, que fue la definitiva, esta Catedral que se terminó el 14 de junio de 1876.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.