PRIMERA CARRERA AUTOMOVILÍSTICA DE LARGA DISTANCIA EN RUTAS (24/03/1910)

Se largó la carrera Buenos Aires-Córdoba, la primera competencia automovilística de larga distancia que se realizó en el país, inaugurando carreras cada vez más extensas. Aunque ya circulaban automóviles en las principales ciudades, internarse por los caminos del interior era entonces una verdadera aventura. La mayoría eran de tierra, atravesados por ríos y arroyos, sin puentes, y por supuesto, sin ninguna clase de auxilio mecánico. Quienes se aventuraban a recorrer esas extensiones lo hacían siempre en caravana; es decir, acompañados y protegidos entre varios automóviles debido a que invariablemente se producía algún accidente.

Tanto fue así que sólo nueve competidores se animaron a presentarse el día de la partida, que tuvo lugar a las 4,30 de la madrugada, frente a la Casa Rosada. En el punto de largada se congregó una multitud deseosa de ver a los intrépidos que iban a lanzarse a una aventura de la cual muchos conjeturaban que no volverían. Era –como se decía en la época- una excursión al fin del mundo. El desarrollo de la carrera fue una suma de dificultades a causa de las intensas lluvias que afectaron los caminos, a lo largo de todo el recorrido. Nueve horas después de la partida el primer auto llegó a Rosario completamente cubierto de barro. Era un Delaunay Belleville conducido por VÍCTOR LABORDE que después de haberse hundido en una zanja tuvo que ser desenterrado por varios caballos, por lo que fue descalificado. El segundo, pero finalmente declarado ganador, por la descalificación de Laborde, fue JUAN CASSOULET quien conducía una máquina Dion Bouton, que llegó después de romper el radiador y un elástico al empantanarse en una zanja. Otros tuvieron menos suerte como BENJAMÍN ODELL que chocó su Ford contra una vaca y llegó a Córdoba en carreta. Mientras tanto, mucha gente esperaba a los autos en la terminal ubicada en plaza San Martín, desde el mediodía del 26, bajo una lluvia constante. Pero los corredores se hicieron esperar y el ganador de la carrera, JUAN CASSOULET, hizo su entrada recién el 28, llevándose mil pesos y una copa de premio. Había tenido que esperar cinco horas para librarse de una enorme tropa de ganado. Segundo fue F. CASTRO con un auto Panhard Levassor.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.