EL PRIMER TEATRO ARGENTINO (22/09/1755)

El empresario italiano DOMINGO SACCOMANO pidió permiso al Cabildo para abrir un Teatro y este fue el primer antecedente de un espectáculo artístico organizado en las tierras del Río de la Plata. Saccomano, que era flautista, había nacido en la ciudad de Bari y llegó a Buenos Aires en 1750. Aunque se lo considera el organizador de la empresa, no fue el propietario del que se conoció como Teatro de Operas y Comedias. El dueño era un español de nombre PEDRO AGUIAR, un zapatero de la ciudad que fabricaba modelos exclusivos para las damas de la sociedad porteña y que empleó todos sus bienes en la construcción de la sala. Se supone que el teatro se levantó en la actual calle Alsina, entre Defensa y Bolívar, en un terreno alquilado. La construcción, de ladrillo, madera y tejas, se inició en 1756. La sala contaba con varios palcos, uno destinado al gobernador y otros que podían ser comprados por los vecinos ricos pero todos debían llevarse sus propias sillas. El programa incluía comedias y óperas y se sabe que Saccomano contrató varios cantantes traídos del Brasil. Las funciones fueron duramente cuestionadas por el obispo CAYETANO MARCELLANO y sectores de la Iglesia que veían en ellas un entretenimiento demoníaco. Además, el obispo pidió la clausura del local porque Aguiar era reclamado desde España por su esposa y como no cumplió la orden de partida, fue excomulgado. En 1758 las representaciones se suspendieron a pesar de que las protestas del público que no contaban con ninguna otra forma de diversión. Se reanudaron un año más tarde, pero en 1761 el teatro fue definitivamente clausurado por lo tarde que concluían las funciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.