PRIMER MAESTRO QUE EJERCIÓ COMO TAL EN BUENOS AIRES (01/08/1605)

En un manuscrito que legó a la historia el  doctor SATURNINO SEGUROLA, consta que el 1º de agosto de 1605 el ciudadano FRANCISCO VINIORA, pidió al Cabildo de Buenos Aires que se le admitiese como maestro de escuela y ofrecía enseñar a leer por un peso y a escribir y contar, por dos pesos. El historiador ZINNY asegura que dicho maestro, era en realidad FRANCISCO VICTORIA y que había presentado su ofrecimiento en 1601.

Tres años después, el 28 de julio de 1608, atento a no haber sufíciente número de niños para enseñar, VINIORA dejó de enseñar y el Cabildo nombró a un nuevo preceptor. Se llamaba FELIPE ARIAS DE MANSILLA y se le asignó un sueldo de cuatro pesos y medio anuales, para que enseñase a leer y nueve pesos para enseñar a escribir.

Esa pequeña escuela fue el primer paso que se dio para instruír al pueblo, la primera chispa que debía convertirse en luz, con la presencia de los jesuitas, hasta que después de la expulsión que éstos sufrieron el 2 de julio de 1767, por iniciativa del virrey VÉRTIZ, se fundara la Universidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.