PRIMER DIPUTADO SOCIALISTA DE AMÉRICA (13/03/1904)

El primer diputado socialista de América fue el doctor ALFREDO PALACIOS. En la primera elección de diputados con el nuevo régimen de circunscripciones, el socialista ALFREDO PALACIOS se impone en el distrito de la Boca. El 13 de marzo de 1904 PALACIOS, es electo como Diputado ante el Congreso Nacional y es así el primer Diputado socialista de Latinoamérica. Abogado, dirigente estudiantil, muy popular por entonces, había comenzado militando en las filas católicas. Comenzó a militar en las filas del socialismo poco después de obtener su título de abogado y de presentar una tesis doctoral titulada “La miseria en la República Argentina”, que fue rechazada por la Facultad de Derecho.

Se presentó como candidato en el barrio de la Boca y debió competir con otros cuatro políticos, algunos representantes del Partido Autonomista Nacional que estaba en el gobierno y otros disidentes del mismo grupo: dos eran roquistas, un pellegrinista y un mitrista (ninguno de estos candidatos tenía una definida ideología y su postulación respondía a la necesidad de ocupar cargos para sus grupos políticos). Los votantes socialistas no eran muchos -la mayoría de los trabajadores son extranjeros-, pero Palacios había logrado reunir adhesiones personales muy diferentes, aun por encima del partido al que representaba y en medio del comicios,  los mitristas, advirtiendo que no podían ganar, vuelcan su apoyo a Palacios.

En ese entonces, todavía el voto no era secreto y se llevaba un registro con el nombre de los votantes y los candidatos por los que habían votado.  De esa manera se podía seguir el desarrollo de los comicios minuto a minuto y a partir de las dos de la tarde el triunfo de Palacios era un hecho indiscutible. El 2 de mayo se realizó la primera sesión de la Cámara de Diputados en la que Palacios debía ocupar su cargo. Cuando el Secretario le leyó la fórmula de juramento, lo interrumpió afirmando que la fórmula basada en creencias religiosas atacaba la libertad de cultos y violaba la Constitución.  Ante el asombro general la ceremonia se interrumpió y después de un debate que duró varios días, se reformó el reglamento y se aceptó la fórmula de juramento que dice “Por la Patria”. Este fue el principio de la larga carrera legislativa de Palacios, quien impulsó la aprobación de fundamentales leyes sociales, las primeras que beneficiaron a los trabajadores del país y su elección marcó el comienzo de una larga influencia electoral socialista en la Capital.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.