PRIMER ASCENSOR HIDRÁULICO QUE FUNCIONÓ EN EL PAÍS (06/06/1879)

SE INSTALA EN EL HOTEL “DE LA PAIX”, EL PRIMER ASCENSOR HIDRÁULICO QUE FUNCIONÓ EN EL PAÍS. Hasta el año 1880 Buenos Aires fue una ciudad “baja”, en la que las casas rara vez sobrepasaban la altura de los dos pisos, y aunque habían abandonado la estructura colonial, el cambio se mostraba en los frentes, adornados con motivos renacentistas que habían traído los italianos. Por lo tanto, los ascensores todavía no resultaban muy necesarios. El primer ascensor, accionado por un sistema hidráulico, se instaló en el llamado Hotel de la Paix, ubicado en la esquina de las calles Cangallo y Reconquista, frente a la iglesia De La Merced. Fue construido por la firma Silvestre Zamboni e Hijos y servía para el transporte de pasajeros y mercaderías. El Hotel de la Paix, por entonces uno de los más prestigiosos de la ciudad, funcionaba en un edificio de dos pisos con un alto mirador y fue uno de los primeros en contar con iluminación a gas.

Era frecuentado por viajeros ilustres y entre sus huéspedes estuvo el explorador irlandés Richard F. Burton, que al referirse a los hoteles porteños lo llamó “el ministerial la Paix”. Aunque en 1854 el inventor estadounidense Elisha Graves Otis había hecho una rotunda demostración de la practicidad y seguridad de los ascensores que había creado, pasaron muchos años antes de que formaran parte de la edificación de Buenos Aires. Recién en 1899 se instaló el primer ascensor eléctrico en la residencia del señor Juan M. Machain, ubicado en la Avenida de Mayo 621. El aparato causó verdadera sensación en la ciudad y sorprendía a los porteños por la rapidez con que comunicaba los distintos pisos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.