PREMIOS MILITARES POR ITUZAINGÓ (16/03/1827)

SE DISPONEN PREMIOS PARA LOS MILITARES QUE LOGRARON LA VISTORIA EN  ITUZAINGÓ. Dos decretos, del 16 y 19 de marzo de 1827, concedieron premios militares a los jefes, oficiales y tropa que el 20 de febrero de ese año habían participado en la batalla de Ituzaingó, librada contra las fuerzas del marqués de BARBACENA, durante la guerra con el Brasil. Por el primero de ellos, se les otorgaba “escudos” de forma oval para ser colocados en el uniforme, cosidos en el brazo izquierdo. El otro decreto les concedía el uso de un “cordón de honor” que, prendido en el hombro izquierdo, se enlazaba en el ojal de la casaca en el costado derecho. Las características variaban de acuerdo con la graduación de los agraciados.

Los escudos debían ser de oro para el general CARLOS DE ALVEAR y otros jefes, de plata para los oficiales y de latón para la tropa. En la práctica, sólo se les otorgaba el diploma, debiendo los propios interesados mandar a confeccionar las otras piezas que integraban la condecoración. Por ello, son pocos los ejemplares que llevan la leyenda perimetral prescripta en la ley: “La República a los vencedores en Ituzaingó”, y debajo de la fecha: “20 de febrero de 1827”. En el campo se grabaron trofeos militares. Todas las piezas conocidas y que pertenecieron a diversos próceres, presentan notables variantes de confección. La mayoría fueron buriladas por grabadores y plateros de Buenos Aires que muchas veces cambiaron la palabra República por Patria y agregándole otra: agradecida. Se conservan en la actualidad, en diversos museos y colecciones particulares, una treintena de escudos de oro, plata y cobre o latón, entre ellos los que pertenecieron a los generales MIGUEL ESTANISLAO SOLER, FÉLIX DE OLAZÁBAL y BENITO NAZAR.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.