PORTEÑO

El término PORTEÑO es usado peyorativamente para denostar al oriundo de Buenos Aires (“habitante del puerto”). Tradicionalmente ha habido un resentimiento entre los porteños y los provincianos que emanaba del antigüo rechazo a la supremacía política y económica de Buenos Aires. Las diferencias culturales se manifiestan, a este respecto, por expresiones tales como “cabecitas negras” (q.v.) utilizadas por los porteños en desmedro de quienes provenían de las provincias y con las que se quería significar que en otra época, estos últimos tenían la piel más oscura que los habitantes de Buenos Aires, con mayor porcentaje de sangre europea. Los provincianos, por su parte, consideraban a los porteños más orientados hacia la forma europea de vida que hacia hábitos verdaderamente argentinos. Más recientemente, con todas las regiones del país sólidamente unificadas en virtud de los transportes y comunicaciones modernas, a la vez que con la migración interior de la población, estas diferencias están disminuyendo. Hasta el mismo lunfardo local porteño, se imita o utiliza en todo el ámbito del país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.